https://medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Chica-de-vacacionesgk-is-91.jpglink
https://medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Piel-Sedal-Cabello-Verano-Estilo-2gk-is-91.jpglink
«
»

La depilación láser y los tatuajes

533

Como hombre o mujer amante de los tatuajes, sabes que para hacerte uno es necesario que la zona donde te quieres tatuar, esté libre de vellos corporales. Existen muchas formas de eliminar el vello, pero hay una de ellas que nos genera muchas interrogantes si pensamos en tatuarnos: la depilación con láser. Te invito a conocer las respuestas a las principales preguntas acerca de los tatuajes y la depilación láser.
 
¿Podemos tatuarnos después de depilarnos con láser?
La respuesta es sí. De hecho, las clínicas estéticas que realizan este tipo de depilación, aconsejan a las personas que planean hacerse un tatuaje que primero se sometan a la depilación con láser, finalicen todas las secciones del método, y después de unos meses, vayan a tatuarse. 
El consejo de las clínicas de depilación con láser no es un capricho, sino que responde a las mismas razones por las que el láser se utiliza también como método para borrar un tatuaje, lo que nos lleva a responder la pregunta siguiente.
 
¿Existen riesgos al depilarnos con láser una zona tatuada?
La respuesta a esta pregunta también es afirmativa. El riesgo que existe es que el láser puede quemar nuestra piel durante las sesiones de depilación. Para comprender esto que parece contradictorio, tenemos que entender primero cómo se realiza la depilación con láser.
El calor que genera el láser, destruye los folículos pilosos de nuestro cuerpo que contienen los vellos. Esto hace que la depilación sea duradera. Para que esto sea posible, el calor del láser primero activa la pigmentación oscura de la melanina. Si tienes hecho un tatto en la zona a depilar, el láser entiende que los colores del tatuaje son pigmentos oscuros que debe activar y en consecuencia, quemará tu piel pero sin quitar los vellos.
Además, los colores del tatuaje son absorbidos por la luz del láser, lo que puede ocasionar desde una distorción hasta la eliminación del tatuaje. Surge así una nueva inquitud que debemos responder.
 
¿Tener un tatuaje impide depilarnos con láser? 
Para esta pregunta, la respuesta es no. Los especialistas de las clínicas estéticas aconsejan en casos en los que ya se tiene un tatuaje, cubrir el tattoo y solo aplicar el láser en las partes alejadas, pero no sobre él. O sea que no deberías depilarte con láser tu tatuaje; en el resto de tu cuerpo puedes hacerlo de forma segura.
Es cierto que no podrás disfrutar de una depilación definitiva plena porque al no aplicarse el láser sobre tu tatuaje, el vello crecerá, por lo que tendrás que utilizar otro método complementario para depilarte la zona del tattoo.
Si quieres disfrutar de la comodidad de llevar una depilación definitiva y te rehusas a usar otro método exclusivamente para tu tatuaje, entonces tendrás que correr el riesgo de que tu tatuaje se pueda deformar y ocasionarte quemaduras en la piel como ya expliqué.
La elección parece ser clara: evitas la depilación en esa zona o te arriesgas a que tu tatuaje pierda todo su esplendor. Pero si aún no te has hecho la depilación con láser y tampoco el tatuaje, ve primero a liberarte de los molestos vellos corporales y luego pasa por el estudio de tu amigo el tatuador.

Información adicional

Centro de medicina estética especialistas en depilación láser, fotodepilación láser y

adelgazamiento en Barcelona

Una cookie es un archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web.

Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. No obstante, no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de la web si rechaza las cookies. Más información en el apartado POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.